Nota por Cata Wakstein publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Es rapera y freestyler, ha participado cuatro veces en Red Bull: Batalla de los Gallos -la competencia de estilo libre más importante- pero Erika Dos Santos es, fundamentalmente, un motor para otras mujeres. “Siempre voy a dejar el pie trabando la puerta: pasen chavalas, aquí entran todas”, asegura.

“Intento que cada chica que veo o los chicos que son tímidos se metan”. Además de ser una referente dentro del freestyle, Erika también participó en proyectos sociales a través del rap y talleres para adolescentes en riesgo de exclusión social.

La importancia de los referentes

Con origen en Cabo Verde pero radicada en España, la presencia de Erika2Santos arriba del escenario implicó que las mujeres se vean representadas donde, históricamente, habían sido una minoría.

“Si solamente hay una chica y el mensaje que estás mandando en la batalla es ‘no te voy a follar ni con un palo’, entiendo que muchas no se quieran meter para que las traten como objetos sexuales”.

Contenido relacionado: Pistas para Conocer a Santa Salut: Inspiración Sudamericana, Vena Combativa y Disco ‘Amoroso’

El freestyle tuvo un crecimiento abrupto a partir del 2016. A muchos de los nuevos ídolos, que antes eran chicos rapeando en una plaza con amigos, les costó dimensionar el alcance de sus dichos: “Cuando comencé me gustaba mucho Zasko, hasta que vi que en una entrevista le preguntaron por qué creía que las chicas no rapeaban. Yo estaba detrás de la pantalla esperando algo bacano y dijo ‘son malísimas’. Fue algo que me llegó. ¿Cómo vas a querer subir si la persona que tienes de referente ya te echa para abajo?

Erika2Santos

Por eso, la rapera española tuvo que buscar inspiración en otro lado. “Mi referente es Nicki Minaj. Me gustaba mucho su actitud, su seguridad, su flow, cómo baila y cómo la criticaban de duro y mandaba a los haters a la mierda”.

Al principio, Erika no entendía las letras, pero el mensaje de la reina del rap no es lo que dice sino lo que hace: enalteció la cultura negra en medio del pop blanco yankee.

—¿Sentiste como un peso el hecho de ser una referente a la hora de rapear?

—A la larga sí, porque llega un momento en el que te dicen “ya sabemos que eres una piba, no lo repitas”. Yo no repetiría si no siguieran hablando de lo mismo. Cuando comienzas estás súper a gusto porque ves muchas chicas que se sienten representadas o se empiezan a animar, pero cuando ya te meten en un rol salirte de ahí, pues, quizá sea un pelín más complicado.

Contenido relacionado: Marithea, la Primera Campeona de Red Bull Colombia: ‘Si Yo No Creo en Mí, ¿Quién Va a Creer?’

“Por eso tiene muchísimo mérito lo que está haciendo Marithea. No se mete en el tema y si un chaval lo hace, ella lo esquiva. Ole los ovarios de Marithea de pasar una regional con 16 chavales, una nacional y llegar a una internacional. Es una locura”, reconoce la MC.

La mujer como sujeto político

“Conocí a La Joaqui este año y es un amor de persona. La llevo muy marcada, ha sido una de las mejores experiencias de este año. Me encanta su acento ‘re cheto mal’”, comenta imitando a su colega.

Erika conoció a la rapera argentina en el marco del encuentro que impulsó Red Bull entre las mujeres más destacadas del panorama.

—¿Cómo viviste el encuentro?

—Me emocionó mucho. Nos juntamos las chicas de diferentes países para nutrirnos mutuamente y demostrar que hay mujeres que les gusta también la cultura del rap y que lo hacen de puta madre… lo hacemos [risas].

Cuando la camada de Erika comenzó a rapear hicieron -sin querer- de la mujer un sujeto político. Hoy en día, el camino recorrido hizo que mute la necesidad de las mujeres dentro del freestyle. “Mi intención siempre ha sido que más chicas se metan hasta el punto de naturalizarlo”, reconoce la rapera española. “Pero aunque yo no quisiera resaltar, resaltaba. En una batalla siempre van contra el diferente”.

—¿Hoy crees que el panorama sigue igual?

—Ahora llegó el momento en el que entiendo que es cansador, pero si ellos se cansan de escucharlo, imagina nosotras de vivirlo.

Contenido relacionado: Conocé a Brasita, la Campeona Invicta de la Primera Liga de Freestyle Femenino

Según Erika, en las batallas hay dos opciones para las chicas: o ser lo que a él le gusta o ser lo que a él no le gusta. “Muchas veces los chicos dicen cosas que se les han inculcado desde pequeños o que han escuchado de sus colegas y les puede parecer gracioso”.

“Hay cosas se siguen diciendo con total libertad, pero quizá el público ya no lo festeja tanto o ya está muy visto. Empiezan a valorar mucho más el ingenio, es decir ‘gorda de mierda’ lo puede decir cualquiera”, agrega.

Para la MC, las rimas personales son parte del show. “Muchas veces en batallas me tiraron por ser negra y el rap empezó por los negros. Al fin y al cabo es una batalla, lo que te digan no es un problema si luego lo sabes responder. Así es el juego”.

Pero la libertad de expresión tiene un límite: “Yo estoy ahí para que tú me digas lo que se te dé la gana, siempre y cuando te metas contra mí persona. En plan ‘¿qué haces aquí? Vete a fregar’ Tío, ¿tengo que fregar porque soy Erika o porque soy mujer? Entonces ya nos están metiendo conmigo, te estás metiendo con todas las chavalas”.

Ser feliz como proyecto

—¿Vamos a volverte a ver en las batallas?

—Me gustaría volver, tal vez ir más lento. Soy consciente de que tengo que ponerme las pilas, quiero volver a tener esa autoestima de creerme lo que digo.

Hoy en día Erika sigue siendo un motor para muchas chicas y chicos que dan sus primeros pasos en la música. “Tengo un sitio en Madrid donde busco artistas. La gente se pone a hacer freestyle, cyphers, retos o micro libre”.

Contenido relacionado: Hablamos con la Rapera Sofía Gabanna: ‘El Rap Es una Forma de Vida, No Es una Moda’

En paralelo a sus proyectos profesionales, la rapera tiene una meta personal: “Ahora mi proyecto de vida es ser feliz, quiero aprender y desaprender muchas cosas”.

La búsqueda de Erika parte de estar trabajando en la floristería de un cementerio. “Estoy aprendiendo bastante sobre cosas que son más tabúes, como la muerte. Me está tocando más de cerca verlo vivirlo”.

“Despierta, que en la vida hoy estás aquí y mañana, no”, concluye Erika2Santos.

Foto de portada: Nerea Coll

The post Erika2Santos, Motor Fundamental para las Mujeres del Freestyle: ‘Si Ellos se Cansan de Escucharlo, Imagina Nosotras de Vivirlo’ appeared first on High Times.

Comments

comments